• (55) 4623 0642
  • contacto@iigea.com
  • Paseo de los Mexicas 64A, Santa Cruz Acatlán, Naucalpan, MEX
Exploración espacial
Todo listo para el lanzamiento del telescopio espacial James Webb

Todo listo para el lanzamiento del telescopio espacial James Webb

Tras una serie de contratiempos derivados por problemas técnicas, presupuestales y la pandemia de COVID-19, finalmente el lanzamiento del telescopio espacial James Webb se realizará el próximo 22 de diciembre. Este instrumento pertenece a la nueva generación de telescopios espaciales que sustituirán al Hubble y al Spitzer y que se ha desarrollado desde 1998.

El lanzamiento se realizará desde la plataforma de la Guayana Francesa perteneciente a la Agencia Espacial Europea. Para esto, un cohete Ariane 5 transportará al telescopio a un punto medio entre el Sol y la Tierra conocido como punto de Lagrange. En este, la gravedad combinada de ambos cuerpos influye para que la velocidad de órbita del telescopio sea la misma que la de la Tierra.

Lanzamiento del telescopio espacial
Imagen 01: comparativo entre el telescopio James Webb, a la izquierda, y el Hubble a la derecha (Reddit)

Los objetivos finales de la misión previa al lanzamiento del telescopio espacial fueron verificar que los instrumentos tengan un correcto funcionamiento. Para ello, se llevaron a cabo minuciosos experimentos de cada uno de los componentes. Algunos de estos se realizaron bajo condiciones similares a las del espacio exterior, como vacío, variaciones de temperatura y la influencia de la radiación solar, entre otros.

La última de las pruebas se realizó el 24 de noviembre, donde se concluyó que ningún componente había sufrido algún desperfecto durante el transporte desde California hasta el territorio de ultramar francés.

Los ambiciosos objetivos del James Webb

Las expectativas por parte de la comunidad científica para el telescopio son muchas, gracias a los instrumentos de última tecnología que posee. El telescopio James Webb basará sus observaciones en el estudio del espectro infrarrojo. Principalmente por las ventajas que ofrece sobre otras longitudes de onda, como el espectro visible. Esto permitirá obtener imágenes de objetos lejanos, que se pudieron originar durante los primeros millones de años luego del Big Bang.

Su capacidad de observación también será útil para estudiar exoplanetas y sus estrellas, esto con el fin de entender cómo se formaron. Incluso se habla que el lanzamiento del telescopio espacial James Webb contribuirá en la búsqueda de vida fuera de la Tierra. Muchas de las señales de vida en la Tierra pueden estudiarse en longitudes de onda distintas a los de otros telescopios. Las grandes distancias y las capacidades limitadas de estos no han permitido que puedan observarse detalladamente las atmosferas de planetas potencialmente habitables.

Lanzamiento del telescopio espacial
Imagen 02: la ventaja del infrarrojo es la de evadir obstáculos como nubes de polvo (NASA)

Con el telescopio James Webb, podrán buscarse trazas de elementos como vapor de agua, dióxido de carbono o gases orgánicos como el metano. Muchos de estos elementos, específicamente sus isotopos, son producto de la actividad biológica. Localizar estos elementos, o mejor dicho, detectarlos, podría ayudar a determinar qué exoplanetas tienen las mejores condiciones para albergar vida.

Muchos son los objetivos que se tienen para este telescopio, ya que gracias a él podrán escudriñarse rincones no vistos del Universo desde hace 13 mil millones de años. Con su tecnología podrán abrirse nuevas puertas en el estudio de otros mundos, estrellas y galaxias lejanas.

Una serie de aplazamientos en el lanzamiento del telescopio espacial

El telescopio se planeó desde el año 1997 para sustituir al recientemente lanzado Hubble. Cuando comenzaron los estudios y desarrollo de sus componentes se tenía como fecha tentativa el año 2007 para su lanzamiento. Pese a que muchas de las pruebas iniciales fueron superadas satisfactoriamente, los elevados costos del proyecto comenzaron a poner en duda su viabilidad. Hubo incluso una propuesta por parte del Congreso de Estados Unidos para cancelar definitivamente su construcción, a pesar de un 75% de avance.

Afortunadamente para los NASA, y luego de una serie de revisiones de su presupuesto, se elevó el tope de asignación de recursos al programa. Sin embargo, el costó se había elevado a tal grado que fueron desviados recursos de otros proyectos para finalizarlo, algo que para muchos no fue de su agrado.

Junto a esto, los aplazamientos en el lanzamiento aumentaban hasta que se definió al mes de marzo de 2021 como fecha definitiva. Pero la pandemia de COVID-19 y una reducción en los trabajos de preparación y ultimación de detalles fueron determinantes para asignar una nueva fechas; 18 de diciembre de 2021. Por si fuera poco, un pequeño incidente en el mecanismo de sujeción del telescopio causó que nuevamente se revisaran los componentes a fin de descartar cualquier daño asignando como fecha definitiva el 22 de diciembre de 2021.

El fin de una era

Una vez en órbita, el telescopio se localizará a una distancia de 1,500,000 kilómetros de la Tierra. Ya en su lugar, comenzará una serie de maniobras para desplegar sus componentes e iniciar con las pruebas correspondientes de todos sus instrumentos.

Cuando comiencen a llegar las primeras imágenes del telescopio, una era de observaciones por parte de instrumentos como el Spitzer y el Hubble habrá terminado. El primero de ellos se desactivado en 2020, mientras que el segundo se espera que finalice su misión en 2022.

Los desarrollos tecnológicos de la última década y los descubrimientos en el campo de astronomía han permitido que este tipo de instrumentos comiencen ser cada vez más comunes en las exploraciones. Muy probablemente, ya comiencen a sonar ideas para el sucesor de James Webb, con mejores tecnologías y que sin dudad ayudarán a comprender aquellas interrogantes qué aun ni siquiera imaginamos.

Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C.

Imagen destacada de Agencia SINC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *