• (55) 4623 0642
  • contacto@iigea.com
  • Paseo de los Mexicas 64A, Santa Cruz Acatlán, Naucalpan, MEX
Exploración espacial
Primer planeta extra galáctico es detectado por astrónomos de la NASA

Primer planeta extra galáctico es detectado por astrónomos de la NASA

Desde que se descubrieron los primeros exoplanetas estos han tenido una característica en común, y es que estos se encuentran dentro de nuestra galaxia. Esto podría cambiar luego del anunció hecho por Rosanne Di Stefano del Centro de Astrofísica de Harvard y el Smithsonian (CfA) en Cambridge, Massachusetts. Utilizando el Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA se detectataron las señales que provendrían del primer planeta extra galáctico hasta ahora descubierto.

El posible planeta fue localizado en la galaxia Messier 51 (51), también conocida como galaxia Whirlpool debido a su forma característica. La señal detectada consiste en una disminución en la cantidad de rayos X emitida por el sistema binario M51-ULS-1. Este está compuesto por una estrella 20 veces el tamaño del Sol, junto a lo que sería un agujero negro o una estrella de neutrones.

primer planeta extra galáctico
Imagen 01: fotografía de la galaxia Messier 51 vista por el observatorio Chandra, donde se observa su característica forma. (NASA)

Las pistas de un posible planeta extra galáctico

La señal se detectó utilizando “tránsitos planetarios”, cuando un objeto pasa frente a su estrella y bloquea parte de la luz emitida produciendo una firma característica. La diferencia radica en que el observatorio Chandra detecta rayos X, mientras que otros instrumentos como el Kepler utiliza luz óptica. Esto abre las posibilidades de buscar en regiones más alejadas dentro y fuera de la galaxia.

Hasta ahora, todos los exoplanetas confirmados se encuentran a una distancia no mayor a 3000 años luz desde el sistema solar. Si existe un posible planeta extra galáctico en M51-ULS-1, este se hallaría a 28 millones de años luz de distancia, casi 10000 veces la distancia del exoplaneta más alejado conocido.

Para localizar el primer planeta extra galáctico, los autores buscaron tránsitos de rayos X en tres galaxias distintas a la Vía Láctea. En total fueron analizados 275 sistemas estelares, donde únicamente el descrito en esta publicación fue el que arrojó resultados positivos.

Con esta nueva técnica se abren nuevas posibilidades de detectar exoplanetas, específicamente en aquellos sistemas compuestos por fuentes de rayos X. Debido a que las emisiones de rayos X son relativamente pequeñas, cuando un cuerpo las bloquea causa una desaparición casi total en su señal. Esto hace que su detección sea mucho más fácil comparado con el uso de la luz visible. Con este método, el rango de detección de planetas puede ampliarse a distancias mayores que las ahora utilizadas.

primer planeta extra galáctico

Imagen 02: aún se desconoce la naturaleza del planeta, pero probablemente por su tamaño sea un gigante gaseoso (Chris Hawes, interpretación artística)

Al medir la disminución de los rayos X en M51-ULS-1, se pudo detectar una variación en su señal que duró tres horas. Con esta información, se ha calculado que el posible primer planeta extra galáctico tendría un diámetro similar al de Saturno, orbitando al doble de distancia que lo hace este.

Demasiado pronto para cantar victoria

Si bien estos datos podrían confirmar su existencia, aún existen ciertos desafíos por resolver. El mayor de estos es la gran distancia entre el posible planeta y el sistema binario. Debido al tiempo que tarda en completar una órbita el planeta no volverá a producir un nuevo transito observable en 70 años. Lo que ha hecho que cualquier intento de realizar nuevas mediciones se aplacen a varias décadas en el futuro. De acuerdo con Nia Imara, de la Universidad de California y coautora de la investigación, este inconveniente impide conocer cuándo se repetirá un nuevo tránsito.

Incluso, algunos astrónomos se han pregunta si la señal detectada puede ser consecuencia de una nube de gas interestelar y no de un planeta.  Para los investigadores responsables esto es poco probable. De acuerdo con otras observaciones, una nube de polvo tiene una señal distinta a la detectada. En cambio los datos recopilados en el modelo son consistentes para un planeta orbitando a M51-ULS-1.

Sabemos que estamos haciendo una afirmación emocionante y audaz, por lo que esperamos que otros astrónomos la examinen con mucho cuidado«, estas fueron palabras de la coautora Julia Berndtsson de la Universidad de Princeton en Nueva Jersey quien también mencionó «creemos que tenemos un argumento sólido”

Una oportunidad para encontrar más planetas

Si este planeta existe, su historia fue y será bastante violenta debido a la evolución de los objetos que orbita. Primero debió soportar la supernova formadora de la estrella de neutrones o el agujero negro, más adelante, la estrella compañera tendrá un destino similar. Cuando esta explote, lanzará grandes cantidades de radiación que golpearán al planeta luego del estallido principal.

Con esta nueva técnica de detección planetaria, los investigadores buscarán en los archivos del Observatorio Chandra señales parecidas en al menos 20 galaxias. Algunas de estas se encuentran mucho más cerca que M51 lo que facilitaría observar alguna señal afirmativa, así como tránsitos más cortos. El mismo procedimiento podría utilizarse para objetos en la Vía Láctea, con la finalidad de localizar planetas alrededor de entornos distintos a los formados por estrellas.

Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C.

Imagen destacada: (Flickr/Lowell Observatory)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *