• (55) 4623 0642
  • contacto@iigea.com
  • Paseo de los Mexicas 64A, Santa Cruz Acatlán, Naucalpan, MEX
Vulcanología
Tsunami en La Palma es un escenario poco probable, de acuerdo con el USGS

Tsunami en La Palma es un escenario poco probable, de acuerdo con el USGS

Un artículo publicado en el año 2001 advertía sobre la posibilidad de un tsunami en La Palma por una erupción en el volcán Cumbre Vieja. Sin embargo, 20 años después y con nuevos datos, hoy esta hipótesis está siendo cuestionada.

Volcano Watch es un grupo de investigadores afiliados al Observatorio de Volcanes de Hawái, adscrito al Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). En su más reciente articulo, se cuestionan sobre la posibilidad de un tsunami en la isla canaria de La Palma. Este se desencadenaría por un colapso de sector en la isla derivada de la reciente erupción en el volcán Cumbre Vieja.

Este escenario alcanzó los titulares de los medios cuando se mostró ciudades como Nueva York y Miami siendo golpeadas por olas de 25 metros de altura. A pesar de que esta hipótesis ha sido sustentada por investigaciones, modelaciones por computadora y evidencia geológica, no todos llegan a las mismas conclusiones.

tsunami en La Palma
Imagen 01: altura de las olas calculada para la cuenta del Atlántico Norte por un tsunami en la isla de La Palma (Copernicus)

Las islas volcánicas como Hawái y La Palma pueden presentar colapsos de laderas cada cientos de miles de años. Esto fue comprobado durante la década de 1960 cuando se identificaron depósitos de derrumbes en las islas del norte del archipiélago hawaiano. Cuando una isla volcánica se fractura o sufre intemperismo extremo pierde estabilidad, y puede producir un colapso por algún detonante (erupción volcánica o sismo fuerte).

Como consecuencia, grandes olas se producen por la entrada masiva de material. Este escenario, que se ha presentado en Hawái, podría producirse en otras islas volcánicas como Las Canarias, aunque ahora esto comienza a cuestionarse.

Refutando al tsunami en La Palma

El escenario de un tsunami en La Palma se basa en el colapso del sector occidental de la isla por la erupción del Cumbre Vieja. La evidencia geológica muestra que estos deslizamientos se han producido en la isla, pero no como eventos masivos, sino pequeños y graduales. El mapeo del fondo oceánico ha identificado al menos 7 eventos de colapsos de laderas, pero el volumen involucrado no es tan grande como se propuso en el año 2001.

Otra evidencia que refuta la hipótesis del tsunami se encuentra en las nuevas simulaciones para tsunamis. En años recientes esta técnica ha mejorado, por lo que los resultados han cambiado para el escenario original propuesto. Ahora se tiene un mejor conocimiento de parámetros como la topografía de las islas, la batimetría del mar y el comportamiento de las olas, es posible tener modelos más precisos.

Se ha demostrado que la altura de una ola por colapso en Cumbre Vieja sería de 2 metros en la zona costera oriental de América. Aunque esta altura sigue siendo de preocupación, no se compara con el escenario del mega-tsunami esperado.

La falta de evidencia geológica también cuestiona la hipótesis del tsunami. Estos fenómenos dejan un registro sedimentario característico en las zonas que impactan, algo que no ha sido encontrado en la costa oriental del continente americano. Sumado a esto, los colapsos de sectores vienen acompañados de signos que pueden ser medidos.

Utilizando redes de GPS’s se puede seguir la deformación y desplazamiento de un sector. Desde que se estableció esta red en La Palma, se ha visto que la isla es bastante estable, pese a las erupciones de 1971, 1949 y 2021. Un colapso sería consecuencia de una deformación evidente para los instrumentos, lo que hasta ahora no se ha documentado.

Los tsunamis por colapsos son fenómenos poco comunes, pero reales

Aunque los tsunamis causados por actividad volcánica son fenómenos raros en las islas Canarias, no dejan de ser amenazas reales significativas en el planeta. En 1883, la erupción del volcán Krakatoa en Indonesia, causó un tsunami por el colapso de la caldera, ocasionando la muerte a 30 mil personas. 135 años después, el colapso de la isla de Anak Krakatau, en la misma zona de la caldera de Krakatoa, ocasionó un tsunami local que se llevó la vida de 300 personas.

tsunami en La Palma
Imagen 02: un colapso en la isla Anak Krakatou, en Indonesia, generó un tsunami local en el estrecho de la Sonda en 2018 (British Geological Survey)

Los tsunamis locales por eventos volcánicos no sólo incluyen procesos detonadores durante la actividad eruptiva. Colapsos de coladas de lava que han llegado al mar luego de finalizada una erupción pueden generar olas que afecten zonas focalizadas adyacentes a estos. Como el ocurrido en Hawái en el año 1975. Durante ese momento, un sismo causó un colapso en el flanco sur del Kilauea. Esto generó olas que alcanzaron la costa en pocos minutos, sin dar tiempo para lanzar alguna advertencia.

Aunque la visión que se tiene del mega-tsunami por la erupción en Cumbre Vieja ha cambiado bastante desde 2001, esta hipótesis llevó a realizar estudios que contribuyeron al entendimiento de los tsunamis causados por deslizamientos. Con ello, se demostró que estos fenómenos han sucedido repetidamente en la historia del planeta y seguirán presentándose, esté o no presente la humanidad sobre él.

Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C.

Imagen destacada: Flickr/Julio Varela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *