• (55) 4623 0642
  • contacto@iigea.com
  • Paseo de los Mexicas 64A, Santa Cruz Acatlán, Naucalpan, MEX
Meteorología
Los tornados en México tienen mayor incidencia en el centro del país, según estudio

Los tornados en México tienen mayor incidencia en el centro del país, según estudio

De acuerdo con un trabajo de investigación publicado en 2019, la zona central del país tiene la mayor probabilidad de verse afectada por un tornado. José Francisco León Cruz, del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica demostró que el Eje Volcánico Transmexicano tiene condiciones particulares que propician su formación. Este hecho derrumbó la idea de que una topografía plana es fundamental en la incidencia de tornados, como ocurre en las planicies de Estados Unidos. De acuerdo con el ahora doctor en Geociencias Aplicadas, la topografía no impide la circulación ciclónica de los tornados, al contrario, logra favorecerla.

Analizando el caso de los tornados en México, específicamente en el centro y occidente, concluyó que los patrones que los originan tienen características que los hacen únicos. Con esta investigación se busca mejorar el entendimiento de los mecanismos involucrados en su formación, desarrollo y futura predicción.

El origen de los tornados en México

Contrario a lo que se cree, estos fenómenos son bastante comunes en el país, aunque no con la fuerza y tamaño de su contraparte estadounidense. Para que un tornado pueda originarse, es necesario la interacción de diversos elementos, que se ve favorecida por relieves planos. Cuando existen topografías más accidentadas, la formación del tornado se hace más complicada, más no es inhibida.

Los tornados en México
Imagen 01: distribución de los tornados (puntos rojos) y trombas marinas (puntos azules) en México (Tomada de León-Cruz 2019)

La localización de México entre la zona tropical y templada del planeta provoca la interacción de aire frio y caliente, principal formador de un tornado. Sumado a esto, grandes extensiones continentales se encuentran bajo la interacción océano-atmosfera, causa de las tormentas necesarias para la formación de tornados. La innovación de su trabajo es la propuesta que la topografía compleja junto a elementos de circulación atmosférica local es esencial en el desarrollo de condiciones inestables, y con ella, la generación de tornados.

Espacialidad y temporalidad de los tornados mexicanos

Estudios previos, ya documentaban que el centro de México es propenso a verse afectado por tornados, pero no se entendía por qué. León Cruz concluyó que son las grandes elevaciones las que fuerzan a la circulación ascendente de aire, principalmente en el centro y occidente del país. El otro factor importante es el flujo de humedad proveniente de ambos océanos. Estas condiciones propician la formación de tormentas severas en las zonas montañosas de estados como Tlaxcala, Hidalgo, Puebla, Jalisco y el Estado de México.

Los tornados en México
Imagen 02: área de mayor incidencia tornádica de México, paralela al Eje Volcánico Transmexicano (Tomada de León-Cruz 2019)

A través de la fragmentación del área de estudio y analizando factores que pueden modificar la humedad del aire, se determinó en qué meses hay mayor prevalencia de tornados. El autor propone que los meses de verano, específicamente de junio a septiembre, aquellos donde se da la mayor actividad tornádica. Esto concuerda con los reportes de tornados en la zona en los últimos años.

La explicación para esto es el aumento en la actividad media mensual de la convección profunda, cuando la entrada de humedad de ambos océanos converge en el centro de México. Es en este periodo cuando la topografía modera la formación convectiva que, junto con la humedad, origina los tornados en el centro de México. Con la llegada de los meses de otoño e invierno, las masas de aire seco provenientes del norte inhiben la actividad tornádica.

Implicaciones para la prevención

De acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Desastres, la zona norte de México es la mayor expuesta al golpe de un tornado severo. Esto principalmente por ser la parte meridional del Corredor de Tornados de Estados Unidos. Con este estudio, se demuestra que la zona central tiene un potencial similar a la generación de tornados que el norte del país. Y aunque la fuerza de estos no alcanza los mismos niveles de fuerza de sus análogos septentrionales, sí representan grandes riesgos para la población.

La causa es que zonas urbanas como Ciudad de México y Guadalajara se encuentran en los núcleos de mayor incidencia de tornados. En el caso de la zona limítrofe de Hidalgo y Tlaxcala, donde se concentra la mayor densidad de actividad tornádica (imagen 02) poco más de 780 mil personas se encuentran dentro de la zona. Este número aumenta a 20 850 000 personas expuestas si se toman las áreas de Puebla, Hidalgo, Ciudad de México y Estado de México.

Imagen 03: aunque de menor fuerza, el centro de México presenta alto riesgo por tornados (Tomada de La Crónica Jalisco)

Este trabajo llevará a la mejora de las medidas y prevención de las afectaciones para la población y la infraestructura expuesta por los tornados de México, especialmente en el centro del país. Actualmente anticipar dónde golpeará un tornado representa un gran reto para la meteorología mundial, y con variables poco estudiadas como la topografía compleja, esto se vuelve aún más complicado.

Estudios como estos, permitirán mejorar los modelos de monitoreo, y a su vez, podrán extenderse a otras áreas con características similares, ayudando a mitigar sus potenciales efectos adversos.

Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C.

Imagen destacada de Meteored

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *