• (55) 4623 0642
  • contacto@iigea.com
  • Paseo de los Mexicas 64A, Santa Cruz Acatlán, Naucalpan, MEX
Vulcanología
Erupción en Cumbre Vieja, demasiado pronto para hablar de un mega-tsunami

Erupción en Cumbre Vieja, demasiado pronto para hablar de un mega-tsunami

Tras un enjambre sísmico que duró 8 días y 10 centímetros de deformación en el terreno, finalmente se produjo la erupción en Cumbre Vieja. Este episodio eruptivo ha causado la evacuación de más de 6000 personas y la pérdida de 150 casas que han sido alcanzadas por la lava. Sin embargo, en cuanto se supo de una inminente erupción en la isla de La Palma para algunos se activaron las alertas.

Esto debido a un posible tsunami causado por el colapso del flanco occidental del volcán que podría golpear las costas de todo el continente americano. Aunque la posibilidad está presente, aún es demasiado pronto para pensar que la erupción desencadenará un mega-tsunami en un futuro cercano.

La teoría sobre un deslizamiento en Cumbre Vieja por una erupción volcánica vino con un artículo publicado en 2001. En ese trabajo se realizaron modelaciones computaciones para estimar el tamaño de las olas producto de un colapso de 500 km3 de rocas desde el flanco occidental de La Palma.

En consecuencia, una ola de 150 metros de altura golpearía el resto de Islas Canarias y la costa de África en menos de 1 hora. Más olas se desplazarían por el Atlántico, alcanzando la península Ibérica en 3 horas, Sudamérica en 6 horas y finalmente Norteamérica en 9 horas.

erupción en Cumbre Vieja
Imagen 01: posible comportamiento del tsunami causado por el colapso en La Palma (Abadie et-al, 2012)

Si bien, la evidencia geológica confirma este escenario, el estilo y tamaño de la erupción aún es menor como para desencadenar un mega-tsunami.  

Evidencia geológica para un futuro colapso en Cumbre Vieja

La isla de La Palma es la más occidental de las Islas Canarias y la más activa geológicamente hablando. En los últimos 125 mil años ha presentado periodos eruptivos que han formado el paisaje volcánico que lo caracteriza. Entre estos elementos se encuentra un rift volcánico que se extiende de norte a sur por al menos 15 kilómetros. Sin embargo, debido a la vegetación y el material volcánico que se ha ido depositando sobre él, este podría ser mayor.

Con la erupción del Teneguia en 1971, el rift de la isla se desplazó 4 metros a lo largo de 4 kilómetros de su extensión. Esto provocó una redistribución en las fuerzas que sostienen la ladera occidental en La Palma. Con la erupción en Cumbre Vieja podrían generarse fuerzas que rompan el equilibrio. Lo que provocaría que una porción de 25 kilómetros de largo y 15 kilómetros de ancho caigan hacia el mar.

erupción en Cumbre Vieja
Imagen 02: grietas como esta delimitan la zona del rift en el centro de La Palma (Flickr)

La alteración de las rocas por fluidos volcánicos subterráneos, cuerpos de magma y la erosión son factores que desestabilizan las laderas en la isla. Esto ha hecho que la parte sur de La Palma sea la más propensa a sufrir un colapso, aunque no ha sido la única.

De las siete islas que conforman Canarias, únicamente La Gomera no presenta evidencia de haber sufrido un deslizamiento de ladera. Esto se observa en su forma “circular”, contrario a las demás que presentan secciones en forma de “herradura” con altos acantilados cerca de sus playas.

Esto podría ser la evidencia de que con la erupción en Cumbre Vieja se esté gestando un nuevo deslizamiento de tierra, sin embargo, las cosas no son así de sencillas.

La sola erupción en Cumbre Vieja no es suficiente para causar un deslizamiento

Para que ocurra un desprendimiento de un sector de la zona occidental de La Palma es necesario tener un detonante. Y si bien, se ha dicho que la sola erupción puede ser suficiente, esta aún es muy pequeña.

De acuerdo con el Instituto Vulcanológico de Canarias (INVOLCAN), el tamaño de la fisura desde donde sale el material magmático es de apenas 250 metros. Limitándose al sector norte de Cumbre Vieja, esto no compromete –hasta ahora- la estabilidad de la ladera de la isla.

El detonante que podría desencadenar el deslizamiento sería un sismo de magnitud considerable. Esto ya se ha visto con anterioridad, específicamente durante la erupción del volcán Santa Helena, en Estados Unidos.

En esa ocasión, un domo de 125 millones de metros cuadrados deformó la ladera norte, desplazando hasta 82 metros algunos puntos del volcán. Finalmente, durante la mañana del 18 de mayo de 1980, un sismo de magnitud 5.1 justo debajo de la montaña desencadenó el deslizamiento y con él, la gran erupción que vino después.

El evento más grande que se ha presentado en La Palma ha tenido una magnitud de 4.2 y precedió al inicio de la erupción. De presentarse un sismo de magnitud mayor causaría una reacción que iniciaría el colapso del sector occidental de Cumbre Vieja, y con ello el mega-tsunami. Aunque este debería tener una magnitud mayor a la de Santa Helena debido a las dimensiones mayores de la isla.

Otro detonante sería un aumento en el tamaño de la erupción que involucre sectores más grandes y que se extiendan hacia el sur. Esto desestabilizaría el rift volcánico generando presiones laterales que terminarían empujando el bloque occidental hacia el mar.

Tsunamis por erupciones volcánicas: fenómenos comunes, pero poco frecuentes

La mayoría de los tsunamis en el mundo tienen un origen sísmico, pero existen ejemplos cuyo origen fue el colapso de un edificio volcánico. El 22 de diciembre de 2018 la erupción del Anak Krakatoa en el estrecho de Sonda, Indonesia, causó un tsunami de 3 metros de altura. En esa ocasión, el tipo de erupción y la inestabilidad del volcán debido al material del que estaba compuesto fueron los detonantes del tsunami que cobró la vida de 439 personas.

Aunque es evidente que estos fenómenos son comunes, su recurrencia es baja, sobretodo a una escala como lo sería el caso de La Palma. Con la erupción en Cumbre Vieja, se tiene nuevamente la oportunidad para conocer qué pasa por debajo de este volcán. El análisis de la actividad volcánica ayudará a mejorar los modelos que se tienen de este lugar del planeta. Además ha demostrado que una pronta respuesta puede salvar miles de vida ante cambios en los parámetros medidos en zonas propensas a ser afectadas por peligros volcánicos.

erupción en Cumbre Vieja
Imagen 03: esquema de la formación de un tsunami por colapso volcánico (Paris et-al, 2018)

Cuando el volcán llegue al final de este periodo eruptivo, el reloj comenzará nuevamente la cuenta regresiva para su próxima erupción. Los datos que se puedan obtener serán de gran utilidad para conocer con mayor detalle el comportamiento particular de Cumbre Vieja. Dentro de un ciclo de construcción y destrucción de islas volcánicas como lo son las Canarias y por ello, La Palma.

Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C.

Referencias:

Abadie, S. M., Harris, J. C., Grilli, S. T., & Fabre, R. (2012). Numerical modeling of tsunami waves generated by the flank collapse of the Cumbre Vieja Volcano (La Palma, Canary Islands): Tsunami source and near field effects. Journal of Geophysical Research: Oceans117(C5).

Ward, S. N., & Day, S. (2001). Cumbre Vieja volcano—potential collapse and tsunami at La Palma, Canary Islands. Geophysical Research Letters28(17), 3397-3400.

Imagen destacada de: as.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *