• 9849-xxx-xxx
  • noreply@example.com
  • Tyagal, Patan, Lalitpur
Meteorología
Temporada 2020 replanteará futuro de los huracanes

Temporada 2020 replanteará futuro de los huracanes

Desde el año 2005 no se había observado una temporada de huracanes como la que se está presentando en el Atlántico Norte. Los factores responsables son cuestionables, pero se apunta principalmente a los efectos de «La Niña» en el Pacífico central. Aunque también podríamos estar ante un aumento en las tormentas tropicales como consecuencia del cambio climático actual. Sin embargo, el número de ciclones ha hecho pensar que la temporada 2020 replanteará futuro de los huracanes.

Los primeros indicios de que esta sería una temporada por encima de la media vinieron con la formación de «Arthur» y «Bertha». Dos semanas antes del inicio «formal» para el Atlántico comenzando a romper varios récords en los meses siguientes hasta la llegada del mes de septiembre.

Durante el 18 de septiembre, y luego de agotarse los nombres asignados con la formación de «Wilfred», una baja presión cercana a las costas de Portugal se convirtió en la tormenta tropical «Alpha».Esta fue la segunda ocasión en que se emplearon los nombres del alfabeto griego y la primera en ocurrir ese mes. Con ello, comenzaron a correr las apuestas sobre cuál sería el comportamiento del resto de la temporada.

Imagen 01- nombres utilizados para la temporada de huracanes en el Atlántico

A la par de «Alpha» vino la formación de «Betha». Días después llegó «Gamma» y por último, «Delta». Hasta el momento ha mantenido en vela a los meteorólogos quienes por primera vez enfrentan serias preguntas acerca del futuro comportamiento de estos fenómenos.

«Delta» y su impacto en la meteorología

El 05 de octubre, una zona de inestabilidad evolucionó en la tormenta tropical «Delta. Pronto se intensificaría a huracán al sur de Jamaica manteniendo una trayectoria que lo llevaría a la península de Yucatán. Condiciones favorables en la atmósfera y una temperatura de la superficie de la mar cercana a los 30 ° C propiciaron su exponencial fortalecimiento. Los vientos de 240 km/h registrados poco antes de tocar tierra en Puerto Morelos, Quintana Roo tenían el potencial de causar graves afectaciones.

Ante el potencial riesgo que representaba para la vida en la zona, surgieron cuestiones sobre cuál sería el destino del nombre «Delta» si fuera necesario retirarlo como consecuencia de los efectos que llegara a tener, siendo la primera ocasión en que un huracán identificado con el nombre de una letra griega tenía la capacidad de causar graves daños en una zona habitada.

En un tweet publicado por la «National Wheather Service», agencia dependiente de la «NOAA», se menciona que en caso de ser necesario retirar el nombre de la lista provisional del alfabeto griego, se procedería a retirarlo como «Delta 2020». Mientras que «Delta» se mantendría en uso hasta ser utilizado nuevamente.

La medida fue tomada con cierto recelo en la red social y muchos sugirieron realizar cambios profundos en el sistema de nomenclatura. Ampliar la lista de nombres, utilizar vocablos en lenguas locales o una lista anexa a las ya existentes fueron algunas de las propuestas. Todo ello con el fin de evitar retirar un nombre del alfabeto griego en el futuro próximo.

¿Por qué la temporada 2020 replanteará el futuro de los huracanes?

El arribo de «Delta» a la península de Yucatán dejó una gran cantidad de daños, aunque el saldo de víctimas mortales fue blanco. Sin embargo tras cruzar el noreste de Quintana Roo y Yucatán se adentró a las aguas cálidas del golfo de México para intensificarse nuevamente. Hasta el momento de la redacción de este artículo es un gran huracán categoría 3 con pronóstico de impactar la costa de Luisiana.

Si la tendencia sigue como hasta ahora, estaríamos ante una temporada de huracanes lo suficientemente activa como para superar a la de 2005. En esa ocasión fueron nombradas 6 tormentas utilizando el alfabeto griego, con la diferencia que estas se presentaron durante el mes de noviembre y diciembre.

Si esto se repite, podríamos ser testigos de un año donde muy probablemente la mitad de los nombres griegos sean utilizados. Por lo que la temporada 2020 replanteará la manera en que identificamos a estos fenómenos. Sobre todo en una era en que los efectos del cambio climático y las condiciones atmosféricas ideales ya no se limitan a una temporada establecida.

Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *