• 9849-xxx-xxx
  • noreply@example.com
  • Tyagal, Patan, Lalitpur
Paleontología
Nueva extinción masiva global estaría desarrollándose en este momento

Nueva extinción masiva global estaría desarrollándose en este momento

Para los expertos, no es un secreto que el número de especies que se encuentran en peligro de extinción ha aumentado en los últimos años. Sin embargo, parece que la vida en el planeta se está acercando a condiciones no vistas en los últimos 66 millones de años. Lo que para algunos, es el inicio de una nueva extinción masiva global, donde el responsable sería el humano y su actividad sobre los ecosistemas. Esto de acuerdo con un artículo publicado por doctor Miguel Ángel Torres Martínez, investigador del Instituto de Geología de la UNAM.

Las extinciones de las especies son fenómenos naturales –e incluso necesarios- dentro de la dinámica natural de la Tierra. Pero de vez en cuando, existen condiciones que propician un aumento en el número de especies que desaparecen en cierta región del planeta. Condiciones como cambios climáticos bruscos, erupciones volcánicas o la llegada de una especie mejor adaptada pueden desencadenar estas extinciones. Si estas condiciones se extienden por todo el planeta, tenemos eventos conocidos como “extinciones masivas” donde más del 50% de las especies desaparecen. En la historia de la Tierra han existido 5 eventos de este tipo, y para algunos, parece que estamos entrando en una 6ta nueva extinción masiva global.

La diferencia es que de aceptarse esta hipótesis, sería la primera ocasión en la que un organismo –en este caso el humano- es el principal responsable. En eventos anteriores, cambios climáticos como glaciaciones, fenómenos geológicos como erupciones volcánicas, o eventos astronómicos como el impacto de grandes asteroides sobre la superficie, iniciaron el colapso de los ecosistemas y sus cadenas alimenticias. Hoy en día, el humano y su actividad sobre los ecosistemas en los últimos 10 mil años podría ser el detonante de la nueva extinción masiva global propuesta por expertos alrededor del mundo.

Las condiciones de una nueva extinción masiva global están sobre la mesa

De acuerdo con el doctor Miguel Ángel Torres, las condiciones que se han observado en pasadas extinciones ya se encuentran presentes y comienzan a tener mayor impacto en los seres vivos. Por ejemplo, la acidificación de los mares. Este fenómeno propicia la muerte del fitoplancton; microorganismos que proporcionan una mayor cantidad de oxigeno en la atmosfera que todas las selvas del mundo. Con la muerte de estos organismos, no solamente se deja de percibir oxígeno atmosférico, sino también se afecta las cadenas alimenticias marinas.

Otro factor es la presencia de dióxido de carbono en la atmosfera. Si bien, la actividad volcánica fue la mayor responsable de su aporte, hoy son las industrias quienes jugarían un papel similar. Con mayores concentraciones de este gas, se tiene un efecto no solo en las condiciones climáticas globales, sino también en la química de los océanos. Las aguas oceánicas mantienen un equilibrio natural al absorber hasta el 30% del dióxido de carbono de la atmosfera. Una mayor concentración de este gas acidifica el mar, y como consecuencia, el fitoplancton, los corales e incluso, organismos como moluscos y artrópodos marinos, mueren.

Nueva extinción masiva global
Imagen 01: tasa de extinción de varios grupos de especies (Research Gate)

Lo anterior, se sumaría a fenómenos que se han visto en los ecosistemas de la superficie terrestre. Con la pérdida de grandes extensiones de selvas, el derretimiento acelerado de los glaciares, y el aumento en la concentración de residuos, las condiciones de una nueva extinción masiva global están sobre la mesa. Aunque estos fenómenos se han observado en la historia del planeta, es la velocidad a la que se producen lo que preocupa a los expertos.

Extinciones masivas; eventos raros, pero necesarios

A primera vista, las extinciones parecen fenómenos que afectan a los ecosistemas, pero son necesarias para la renovación de las especies. Cuando una especie deja de existir, se originan condiciones para la evolución de otras, las cuales, ocuparan el nicho ecológico que queda disponible. El ejemplo más claro es el caso de la última extinción masiva, donde se extinguieron cerca del 75% de las especies, entre ellas los dinosaurios. Cuando estos grandes reptiles desaparecieron, permitieron la evolución de los mamíferos, quienes eran pequeños seres nocturnos que no sobrepasaban el tamaño de un conejo.

Cuando el nicho ecológico de los dinosaurios quedo disponible, los mamíferos ocuparon los “espacios vacíos” en casi todos los ecosistemas, siendo hoy, la clase dominante. Con la evolución de los mamíferos, vino el desarrollo de los primates hace 50 millones de años y los homínidos hace 7 millones de años. Finalmente, con la llegada de distintas especies de humanos, y su posterior extinción, el dominio de los Homo sapiens sapiens –nuestra especie- se manifestó con su expansión por todo el planeta. Lo demás, ya es historia.

Aun es necesario llegar a un acuerdo

La hipotética nueva extinción global masiva sería un evento que comenzó  hace unos 10 mil años, cuando comenzaron a desaparecer grandes mamíferos como el mamut. Las teorías afirman que los cambios climáticos tras el final de la edad de hielo contribuyeron a su desaparición. Pero se tiene un consenso que una vez que el humano llegaba a un lugar, estos grandes animales disminuían su número hasta desaparecer.

Esto aumentó en los últimos 500 años con los viajes de exploración. Especies como el Raphus cucullatus (pájaro dodo) y el Thulacinus cynocephalus (tigre de Tasmania) se extinguieron una vez el humano llegó a tierras no conocidas. Ya sea por su cacería indiscriminada, o víctimas del desplazamiento con nuevas especies introducidas como gatos, ratas o cerdos. Y estos son únicamente dos ejemplos de los muchos que han ocurrido desde entonces. Hoy en día, más de 37 mil especies tienen un grado de amenaza, número que aumenta día con día.

Lo que queda claro es que el ser humano, junto a los cambios climáticos derivados de sus acciones, ha contribuido enormemente a esto. Pero aún es necesario saber cómo se comportaron los sistemas naturales de la Tierra en el futuro, y saber si es que somos o no responsables de esta nueva extinción masiva global.

Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *