• 9849-xxx-xxx
  • noreply@example.com
  • Tyagal, Patan, Lalitpur
Astronomía
Los meteoritos que extinguieron a los dinosaurios

Los meteoritos que extinguieron a los dinosaurios

Uno de los temas más apasionantes dentro de las ciencias de la Tierra es el evento de finales del Cretácico. Cuando una gran cantidad de especies terrestres y marinas se extinguieron de la faz del planeta, como los grandes reptiles marinos, voladores y los dinosaurios. La teoría más aceptada para explicar esta extinción implica el impacto de un meteorito de 10 kilómetros de diámetro en la actual península de Yucatán. Sin embargo, la teoría del impacto de Chicxulub no ha convencido a muchos. Un grupo de paleontólogos creen que no fue uno, sino al menos tres los meteoritos que extinguieron a los dinosaurios hace 65 millones de años.

Para muchos, energía del impacto en Yucatán no fue suficiente para ocasionar una extinción de este tamaño. Fue cuando los geólogos voltearon hacia el vulcanismo de la India, específicamente en la provincia de Decán. Ahí se encuentra una enorme provincia volcánica cuya edad está ubicada en el final del cretácico, La edad y el volumen del magma expulsado fueron aspectos que los geólogos tomaron en cuenta para asociarlo con la extinción. Los gases expulsados por el vulcanismo podrían explicar que el 75% de las especies desaparecieran a finales del Cretácico.

Ambas teorías tienen pros y contras por lo que aún no hay un consenso sobre quién es el verdadero responsable. No obstante, en los últimos años ha venido surgiendo una hipótesis en la que se involucraría no solo uno, sino por lo menos tres impactos ocurridos en el planeta. Con ello, el efecto en la biosfera sería el suficiente para iniciar una gran extinción.

En busca de los meteoritos que extinguieron a los dinosaurios

La teoría del impacto múltiple del Cretácico relaciona dos estructuras que de acuerdo a varias estimaciones, coinciden en edad con el cráter de Chicxulub. La primera estructura se localiz a las afueras de la costa occidental de India, conocida como cráter Shiva (nombre del dios hindú de la destrucción). Las muestras obtenidas a través de perforaciones han encontrado cuarzo chocado, un indicador inconfundible asociado al impacto de un meteorito.

los meteoritos que extinguieron
Imagen 01: geometría del cráter Shiva, cuyo origen se asocia al impacto de un asteroide (Semantic Scholar)

El ambiente tectónico hace 65 millones de años coloca a India en una posición más al sur, exactamente junto a la meseta de las Seychelles. Sobre esta meseta se encuentra una cuenca submarina en forma de arco llamada cuenca del Almirante. Ambas estructuras, el cráter Shiva y la cuenca del Almirante se encuentran a la misma distancia de la dorsal oceánica (3000 km) que ha movido a la India hacia el norte. En el pasado, India se encontraba junto al cráter Shiva coincidiendo con la cuenca del Almirante, formando una estructura circular de 500 km de diámetro.

Si esta teoría es cierta, el cráter Shiva-Almirante fue ocasionado por el impacto de un asteroide de 40 km. Este escenario toma fuerza cuando analizando los núcleos perforados en la zona del cráter Shiva. Se pueden hallar capas de rocas volcánicas muy similares a las del vulcanismo en la India. Esto haría que el cráter fuera ocupado por un enorme lago de lava que tendría una apariencia similar a los mares lunares.

La teoría del impacto múltiple involucra otro posible cráter en la actual Ucrania; el cráter de Boltysh. Más pequeño (24 km de diámetro) pero con una edad de 65.17 millones de años, colocándolo dentro del rango de la extinción del Cretácico.

Pros y contras de esta hipótesis

Los pequeños impactos como el de Ucrania son más comunes que aquellos originados por asteroides mayores a 10 kilómetros. No se diga de los impactos múltiples, fenómenos que pocas veces se han registrado, aunque no por ello son improbables. En 1994, el cometa Shoemaker-Levy9 golpeó Júpiter luego de fragmentarse en más de 20 piezas. Un escenario similar pudo ocurrir en la Tierra durante el Cretácico.

Debido a la dinámica de procesos formadores y destructores de relieve, más cráteres provenientes de los meteoritos que extinguieron a los dinosaurios hayan desaparecido. Sin embargo, aún es necesario realizar investigaciones para asociar estas estructuras con objetos espaciales.

Si bien esta teoría tiene evidencia a favor, de igual forma existen datos que no convencen de todo a los expertos. Algunos de ellos corresponden a la edad de las muestras obtenidas, que tienen rangos de edad similar, pero que no necesariamente ocurrieron al mismo tiempo. Otros más cuestionan el origen del cráter Shiva. Existe la posibilidad que no se trate de un cráter de impacto, sino una gran dolina submarina o un domo de sal.

Cualquiera que haya sido el orden de los impactos, junto al vulcanismo, es aceptado que todos ocurrieron en un periodo de tiempo corto geológicamente hablando. Por lo que es mucho más probable que la extinción fue ocasionada no por un sino por varios eventos.  Sus efectos detonaron la alteración de las cadenas tróficas marinas y terrestres, ocasionando que entre el 70% y 75% de todas las especies desaparecieran.

La historia de la Tierra ha estado llena de eventos catastróficos que han generado gran destrucción. Sin embargo, estos eventos a largo plazo han ayudado al florecimiento y diversificación de la vida. Permitieron que solo los más adaptados continúen evolucionando una vez ocurridos estos cambios repentinos. No es sorprenderse que en el futuro nuevamente el planeta sea escenario de una nueva renovación.

Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C.

Referencias:

Chatterjee, S., Güven, N., Yoshinobu, A., & Donofrio, R. (2006). Shiva structure: a possible KT boundary impact crater on the western shelf of India (No. 50). Museum of Texas Tech University.

Kelley, S. P., & Gurov, E. (2002). Boltysh, another end‐Cretaceous impact. Meteoritics & Planetary Science37(8), 1031-1043.

Pande, K. (2002). Age and duration of the Deccan Traps, India: a review of radiometric and paleomagnetic constraints. Proceedings-Indian Academy of Sciences Earth and Planetary Sciences, 111(2), 115-124.

Plummer, P. (1998). Seychelles geology and the Shiva impact crater theory. Phelsuma6, 9-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *