abril 21, 2021

IIGEA

Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C.

Sismos detectados en Marte apuntan a actividad geológica reciente.

El módulo espacial de la NASA, la sonda Insight detectó sismos con magnitudes de 3.1 y 3.3 en una zona conocida como Cerberus Fossa. Esto dentro de una región donde anteriormente ya se habían detectado dos movimientos con magnitudes similares. Desde que la sonda llegó a la superficie de Marte, se han detectado más de 500 movimientos telúricos. Sin embargo, estos sismos detectados en Marte serían evidencia de actividad geológica reciente, aunque aún se encuentra en investigación cual pudo ser el proceso responsable.

El estudio de los “marsquakes”, o sismos de Marte, son la base para entender el pasado geológico del planeta, así como su estructura interna. Debido a que no existe un sistema de placas tectónicas como en la Tierra, es casi un hecho que el origen de estos sismos sea por actividad volcánica interna. Con estos nuevos datos, se podría confirmar que el origen de este punto en particular en Marte esté asociado a vulcanismo activo reciente geológicamente hablando.

“Hemos visto dos tipos diferentes de marsquakes: uno que es más ‘parecido a la Luna y el otro, más parecido a la Tierra”, dijo Taichi Kawamura del Institut de Physique du Globe de Francia. París. Esto tras darse a conocer una comunicado por parte del equipo responsable de la NASA.

Las ondas sísmicas en la Tierra viajan de manera más directa, mientras que en la Luna parecen estar más dispersos. En Marte, parecen encontrarse en un punto medio. Esto podría hablarnos de los procesos de diferenciación en el interior marciano. Aunque aún no hay un resultado concluyente, podría ser señal de un paso intermedio entre un interior no diferenciado y otro más evolucionado. Cuando los sismos detectados en Marte fueron registrados por primera vez, se pudo observar que estos tienen características similares a los presentes en la Tierra.

sismos detectados en Marte
Imagen 01: equipo responsable de la sonda InSight durante su ensamble. (Tomada de NASA)

Las particularidades de los sismos detectados en Marte.

Una de las características de los sismos detectados en Marte es una extrañan “temporalidad” de un año marciano en promedio. Esto ha sido explicado debido a que durante el verano, los vientos tienen menor intensidad y no afectan el registro de la sonda InSigth. Como consecuencia de la gran sensibilidad del sismógrafo SEIS (Experimento Sísmico para Estructura Interior, por sus siglas en inglés), existe una gran cantidad de ruido en los registros. Es por ello que se esperaba que con la llegada del invierno marciano, no se registrara ningún evento, tal y como sucedió.

Otro fenómeno que ha causado interferencia es el amplio rango de temperatura en la superficie de Marte. Las variaciones de la temperatura entre el día y la noche oscilan de -100 ºC a 0 ºC. Estos cambios pueden estar generando que el cable que conecta el sismómetro al módulo de aterrizaje se expanda y contraiga, dando como resultado sonidos de estallido y picos en los datos.

La estrategia utilizada es intentar cubrir el cable con un poco de tierra y aislarlo de las variaciones extremas de temperatura. Esto último marcaría el inicio de la segunda parte de la misión, la cual se extendió por dos años más, hasta diciembre de 2022. Esta nueva fase será iniciada luego de un periodo de hibernación, ya que la luz irá disminuyendo conforme Marte se aleja del Sol. Poco a poco los equipos se apagarán, siendo únicamente encendidos para comunicarse con la Tierra y corroborar su buen funcionamiento.

¿Qué sigue para la sonda InSight?

Luego de que aprobara una extensión de la misión por dos años más, los objetivos de la sonda siguen siendo la exploración del interior marciano. Se espera que con el procesamiento de los datos obtenidos, se tenga mayor conocimiento sobre el origen de los sismos detectados en Marte. Lo que se busca es tener un modelo más exacto de la configuración de las capas internas del planeta, y así poder entender cómo es que la geología marciana evolucionó, pasando de un planeta activo a un desierto frío.

Otro de los objetivos es la medición de las condiciones atmosféricas. Entender la temporalidad de las grandes tormentas de polvo que llegan a cubrir el planeta entero. Con esto, se podría saber a qué condiciones se enfrentarían futuras misiones, tanto de vehículos espaciales y viajes tripulados por humanos.

Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C.

Te invitamos a escuchar el capítulo de nuestro podcast donde hablamos de esta, y otras misiones de exploración en Marte.