octubre 20, 2020

IIGEA

Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C.

El riesgo sísmico en los Pirineos y su relación con el enjambre de Pamplona

Durante la madrugada del 01 de octubre de 2020, un sismo de magnitud 4.5 sorprendió a la ciudad de Pamplona así como a las regiones cercanas. Un par de horas después, otro movimiento se presentó ahora con una magnitud de 4.4 que fue igualmente sentido sin reportar afectaciones.

Durante la madrugada del 01 de octubre de 2020, un sismo de magnitud 4.5 sorprendió a la ciudad de Pamplona así como a las regiones cercanas. Un par de horas después, otro movimiento se presentó ahora con una magnitud de 4.4 que fue igualmente sentido sin reportar afectaciones.

De acuerdo con el Instituto Geográfico Nacional, estos dos movimientos forman parte de un enjambre sísmico que se ha presentado desde el pasado 19 de agosto. Las magnitudes de estos eventos rondaban entre 1.2 y 3.3 por lo que no fueron percibidos, hecho que cambió el pasado 01 de octubre.

La zona sísmica de la frontera entre España y Francia está delimitada por fallas geológicas que explican la actividad sísmica en Navarra. Una de ellas es la falla de Pamplona hacia el sur, y la falla del norte de los Pirineos, en la zona meridional.

Imagen 01: zonas sísmicas en España. Se observa a los Pirineos como una de las principales regiones de riesgo sísmico en la península Ibérica.

El riesgo sísmico en los Pirineos.

Los recientes eventos en Pamplona ponen de manifiesto el riesgo sísmico de la zona fronteriza con Francia. De acuerdo con varios estudios realizados, la región es propensa a experimentar movimientos con magnitudes cercanas a 6, tal y como ocurrió en el año de 1923, cuando se presentó el sismo de Vielha, en los Pirineos Centrales y cuya magnitud calculada fue de 5.8.

Ya que la ocurrencia de sismos es baja, el esfuerzo por mitigar los efectos ante un movimiento de importancia ha sido mínimo. De igual forma, la identificación de fallas activas apenas ha comenzado y con ello, calcular el riesgo para población.

Estudios el riesgo sísmico ubican a la zona entre Pamplona y Huesca como la que mayor probabilidad tiene de presentarse un evento de magnitud 6. Principalmente, por la presencia de fallas como la del norte de los Pirineos que acumula esfuerzos por el empuje del bloque ibérico contra el sur de Francia. Aunque el periodo de recurrencia calculado es de más de 400 años, el desconocimiento de fallas detonadoras de sismos podría tomar por sorpresa a los expertos.

Imagen 02: Geografía típica de los Pirineos. Fallas geológicas definen el curso de ríos y cañones en las montañas de los alrededores.

No todo está perdido, se han hecho modelos numéricos y estudios de zonificación en la zona oriental de la cordillera. Andorra, un pequeño país enclavado entre Francia y España, ya ha tomado medidas en su ciudad capital. Mientras que en la región occidental, se han implementado nuevos protocolos de construcción, como lo ha hecho el País Vasco.

Aunque los esfuerzos por reducir los efectos sísmicos en España se han concentrado en el sur del país, los estudios hechos así como los modelos geológicos de la región norte significan un avance en la mitigación ante estos fenómenos.

Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C.

Referencias:

  • González Díaz, M. (2010). Evaluación del riesgo sísmico en el Principado de Andorra. Universitat Politècnica de Catalunya.
  • Irizarry, J., Roussillon, P., González, M., Colas, B., Sedan, O., & Susagna, T. (2007, May). Escenarios transfronterizos de riesgo sísmico en el Pirineo Oriental. In 3er Congreso Nacional de Ingenieria Sísmica (pp. 8-11).