agosto 8, 2020

IIGEA

Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C.

Campo Volcánico Michoacán-Guanajuato, cuna de volcanes.

Por: Luis Fernando López Zamora

La compleja historia geológica del centro de México, hace que la presencia de estructuras volcánicas sea el común denominador de la región. Dicha zona es conocida como «Eje Volcánico Transversal Mexicano» (EVTM), que se extiende desde Nayarit, hasta el límite de Veracruz con Tabasco, el cual está asociado a la subducción de la placa de Cocos por debajo de la placa Norteamericana. Existen regiones donde se tiene una mayor concentración de estructuras volcánicas en un espacio definido que reciben el nombre de «campos volcánicos».

Uno de ellos es el «Campo Volcánico Michoacán-Guanajuato» (CVMG) que es conocido como el campo monogenético más grande del planeta asociado a una zona de subducción. Con más de 1400 conos de escoria, 300 volcanes escudo y cerca de una veintena de maars y anillos de toba. Su estudio formal comenzó a principios de la década de los 50’s impulsado por el nacimiento del volcán Paricutín en la región, el 20 de febrero de 1943, siendo uno de los pocos sitios donde se ha podido observar este fenómeno.

Imagen 01: Módelo Dígital de Elevación del CVMG, un total de casi 2000 estructuras volcánicas han sido contabilizadas, destacando los conos de escoria. La región es hogar de poco más de 1 millón de personas. (Tomada de Ahmed, et al. 2017)

Los campos volcánicos son regiones donde continuamente están surgiendo ventanas eruptivas debido a la presencia de fracturas por donde el magma puede ascender pero, debido a la génesis de estos volcanes, una vez que han terminado su erupción estos no vuelven a presentar un nuevo evento eruptivo, sin embargo, la tasa de surgimiento de un nuevo volcán es alta desde el punto de vista geológico.

Es importante mencionar que previo al Paricutín, en la parte sur del CVMG surgió el volcán Jorullo en el año de 1759 y fue ampliamente estudiado por Alexander Von Humboldt, un famoso explorador prusiano que llegó a su cima poco después de terminada su erupción en 1774. Basado en los testimonios de la población y de los conocimientos adquiridos durante sus viajes de exploración, se tiene un registro lo bastante confiable sobre su historia eruptiva.

Sin lugar a dudas, el volcán más fámoso dentro del CVMG es el Paricutín, pero la amplia variedad de estructuras dentro de la zona hace que sea uno de los puntos más estudiados en el país. Algunos de los estudios llevados a cabo tratan de explicar el porqué de la oblicuidad del EVTM con respecto a la zona de subducción, la temporalidad de nacimiento de nuevas fuentes eruptivas o el riesgo geológico asociado.

Imagen 01: Alberca de los Espinos, en la cuenca lacustre de Zacapu, Michoacán. Este es uno de los maars (cráteres volcánicos) que aún tienen un lago en su interior.

Una de las preocupaciones de los investigadores es conocer la incidencia de surgimiento de un nuevo volcán. En los primeros días de mes de enero, el Servicio Sismológico Nacional (SSN) reportó un enjambre sísmico en la zona cercana a Uruapan, Michoacán. Inmediatamente comenzaron a surgir hipótesis acerca del posible origen de estos sismos que han sumado un total de 272 hasta el 21 de enero, entre los que destacó el surgimiento de un nuevo volcán o la reactivación del Paricutín. Inmediatamente se descartaron ambas posibilidades debido a que se han relacionado a una serie de fallas regionales. Sin embargo, la posibilidad de un nuevo evento eruptivo en la región no se descarta del todo.

Si bien el CVMG no es el único del país, es el más estudiado por la gran cantidad de edificios volcánicos, su extensión y haber sido escenario del nacimiento de dos volcanes en tiempos históricos. Su potencial de investigación sin duda es enorme, por lo que el trabajo de los vulcanólogos es estar atentos de las señales que podrían darse en el caso de que tengamos que nombrar a un nuevo huésped.

Referencias:

* Hasenaka, T., & E Carmichael, I. S. (1985). A compilation of location, size, and geomorphological parameters of volcanoes of the Michoacan-Guanajuato volcanic field, central Mexico. Geofísica Internacional24(4).

* Hasenaka, T., Ban, M., & Granados, H. D. (2012). Contrasting volcanism in the Michoacan-Guanajuato Volcanic field, central Mexico: shield volcanoes vs cinder cones. Geofísica Internacional33(1).